¿Tienes el tipo de personalidad que molesta en las redes sociales?

¿Tienes el tipo de personalidad que molesta en las redes sociales?

Sigmund Freud menciona que: “La personalidad es el patrón de pensamientos, sentimientos y conducta que presenta una persona y que persiste a lo largo de toda su vida, en diferentes situaciones. Somos guiados y manipulados por necesidades primitivas y por traumas de nuestro pasado, los cuales residen en el inconsciente”.

A partir de analizar esta y muchas otras definiciones del concepto “personalidad” me he preguntado en diversas ocasiones cuál es el fenómeno, cómo se percibe y cómo se traduce en los usuarios de las redes sociales. Sin duda, las redes sociales son un espejo en el que cada cual da una imagen de si mismo; somos lo que nuestros posts delatan y que cualquier tipo de personalidad parecida con la realidad no será mera coincidencia.

El uso de una red social puede llegar a enriquecer los conocimientos e inclusive enamorar a una persona. También puede provocar rupturas o llegar a meterle en problemas por su conducta/comportamiento o peor aún por su falta de personalidad.

Es tanta la euforia del uso de las redes sociales -tan sólo Facebook tiene actualmente más de 1,230 millones de usuarios activos mensuales a nivel mundial- que ya existen distintos perfiles que tratan de definir la personalidad de cada usuario. Unos generados por experiencias en el uso cotidiano de la plataforma y otros por el ingenio de los internautas. La mayoría son sumamente creativos y a semejanza de la realidad. Recopilé algunos conceptos que encontré y que fueron definidos ya por otros colegas y otros, que son de mi autoría. Todos se refieren específicamente a lo que los usuarios -y me encuentro entre ellos- detestamos ver en nuestros perfiles. Te pregunto: ¿Crees estar dentro de esta clasificación? ¿O están algunos de tus conocidos?

Personalidades que molesta en las redes sociales

El Contreras

Este se mete en todo y con todos. Se “patrocina” solo y aunque no sepa de los temas, sobre todo en los foros, se hace notar por llevar la contra en todo.

La Diva

Se le puede localizar por el centro de sus conversaciones que giran en torno a sus logros personales y a su capacidad intelectual, publican o hablan sobre elogios propios y seguido piden a sus contactos que hablen de ellas.

El Fisgón

Seguramente entre tus contactos encontrarás a quien a pesar de no mostrar mucho movimiento en sus redes sociales, permanece día y noche conectado y sólo se dedica a curiosear en los perfiles de sus contactos. Si quieres estar enterado de un chisme o quieres saber cuál fue el último viaje de tu ex y con quién, no dudes en preguntarle, pues posee el don de la stalkeada y además no intenta negarlo.

El Vendedor

Son aquellos que bombardean con mensajes promocionales y que se puede oler a kilómetros de distancia. Por ejemplo, usan estos argumentos: “Echa un vistazo a mi post sobre cómo puedes conseguir miles de seguidores al día con esta herramienta gratuita” o los agradecidos “Gracias por seguirnos!; “Echa un vistazo a mi blog!, “También puedes descargar mi eBook gratuito”. Esencialmente son los mismos vendedores de siempre, pero ahora virtuales.

El Troll

Son conflictivos y pueden venir en muchas formas y tamaños, pero no importa como los mires, no contribuyen en lograr confianza. Ellos son malos, rencorosos y groseros. Un troll solo busca problemas y controversia. No confundir con un virus que invade el chat o el muro tomando la personalidad de alguien que no tiene la intención de molestar.

El Amargado

Es aquel que siente que toda su vida es negra, muy amargada, solitaria, sin amigos, aislada, enclaustrado en sus pensamientos; de todo se queja, nada lo complace o hace felíz. El amargado usa las redes sociales sólo para descargar sus frustraciones refleja a menudo en sus post una sensación de injusticia, como si los demás o el universo en general estuviesen en su contra.

El Egocéntrico

Son aquellos que inundan con su marca personal -el clásico yo.yo-, avasallando en una muestra indefectible del ego: ”yo, mí, me, conmigo”, como si fuese un virus que avanza de forma insidiosa en webs, redes sociales, whatsapp, etc… fotos y más fotos del sujeto en cuestión, hace actualizaciones cada cinco minutos con lo “cool” que se considera.

El Criticón

De seguro, todos en nuestro timeline tenemos un contacto que todo lo sabe y para cualquier tema tiene una opinión, la intención es siempre llevar la contra y quejarse de todos, se queja de las fotos, de los post, de lo que la gente comparte y hasta de lo que los demás comen. Sus comentarios hacia los demás son siempre negativos o burlones uando muchas veces crítica destructiva. Eso sí, sin importar lo que diga, siempre tendrá la razón.

El Spoiler (Del verbo to spoil. En español: arruinar, echar a perder, deslucir)

Es el clásico aguafiestas que goza de contar los finales en forma inoportuna. Al encontrarte con un spoiler, estarás condenado a perder la sorpresa y disfrutar de la historia que te produciría ver el final de tu serie de televisión favorita, la película de moda en cartelera o leer el libro “best seller” que te han recomendado.

El Chundo (Vago, lépero, persona poco recomendable)

Se caracteriza por esconderse en el anonimato, no encontrarás su nombre real en su perfil. Mienta madres en todo y por todo, escribe en forma soez y agresiva. ¡Y ni le contradigas o le discutas! Corres el riesgo de llevarte una andanada de improperios y de amenazas que no te los vas a acabar.

El Acomplejado

Es el que se enoja consigo mismo porque sólo tiene 4 “fans”. Su personalidad la basa en que se considera de “carácter fuerte” pero realmente manifiesta sus complejos y debilidades en todo lo que escribe. No puede señalarse que sus complejos sean causados por la genética, sino más bien por el entorno en que vive, su complejo depende de la interacción con los otros, lo malo para él, es que nadie le da like.

El Misterioso

Intenta todo el tiempo postear indirectas al aire, ya sean de amor, amistad o a sus peores enemigos. Suele también contar un poco de sus actividades, dejando la confesión abierta, pues su mayor satisfacción es que los demás le pregunten acerca de lo que habla o la persona a quien se lo dedica. A pesar de haber aún quienes caen en su truco, los “misteriosos” no llegan a darse cuenta de lo obvio que es esta táctica, pues en ocasiones es tal su intento por llamar la atención, que suelen inventar situaciones o amores, que lamentablemente ya nadie les cree

Si conoces alguna otra conducta controvertida o que te moleste, puedes colaborar agrandando esta lista al pie de la columna. Si lo prefieres, puedes accesar a mi Twitter, Facebook o mail.

Hans Hatch
Hans Hatch
Fundador & CEO de @hatchmx_ @Soy_Marketing y @MyMuuk Publicista | MKT Digital | Social Media | Speaker | Columnista | #SproutAllStar | VP PR @ANPeMex