Marketing de Emboscada para favorecer a tu marca

Aplicando el Marketing de Emboscada para favorecer a tu marca

El Marketing de Emboscada (Ambush Marketing) es una estrategia donde las marcas tratan de generar una relación con eventos deportivos, sociales, musicales o culturales sin ser patrocinadores oficiales ni hacer inversiones costosas. Con ello logran que el público asocie esa marca a un evento en particular. Independientemente de que el patrocinador oficial y el que invirtió grandes cantidades de dinero sea otro. Se llega a dar que quien hace el Marketing de Emboscada es competencia de la marca patrocinadora. Dicho de una forma simple es hacer publicidad de una marca, producto o servicio que no es la oficial, para favorecerse de la atención del público en algún evento determinado.

Levemos esto del Marketing de Emboscada a un ejemplo de nuestras vidas. Imaginen que están en una fiesta donde el organizador invita a toda su familia y amigos para festejar su cumpleaños pagando él toda la comida y bebida. De pronto, mientras todos platican tranquilamente, hay alguien que no tiene nada que ver con el organizador y se sube a la mesa llamando la atención de toda la gente y empieza a bailar o contar chistes haciendo que todos se olviden del festejado y llevándose así los créditos de la fiesta. Algo así sería el Marketing de Emboscada.

El Marketing de Emboscada no es nuevo, el primer caso registrado ocurrió en los Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Kodak burló la exclusividad del patrocinio de Fujifilm a la única cadena que retransmitía el evento.

Otro ejemplo claro y que no se puede olvidar fue en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010, donde la marca de cerveza holandesa Bavaria se aprovechó del partido de Dinamarca contra Holanda para vestir a 36 bellas mujeres que irrumpieron en el estadio para hacer publicidad de la cerveza y de paso dejar en ridículo a Budweiser, patrocinador oficial del evento. No sólo llamaron la atención del público del estadio sino de millones de personas que vieron el suceso a través de los medios masivos de comunicación y, sobre todo, de las Redes Sociales.

En ese mismo mundial, Adidas fue el patrocinador oficial y pagó aproximadamente 57 millones de euros para poder salir anunciado en el campo, mientras que Nike se llevó todo el crédito por la creatividad de su anuncio -Write the future- que logró que el 30.2% de los mensajes generados en inglés entre el 7 de mayo y el 6 de junio mencionaran a Nike convirtiéndola en la marca más nombrada en relación al Mundial sin ser patrocinador oficial. Mientras que Adidas, que sí lo era, sólo logró el 14.4% de los comentarios. Este dato es de un estudio realizado por Nielsen en Redes Sociales como Flickr, YouTube, Facebook, Twitter. Incluyeron también blogs, foros, grupos y videos.

Otro ejemplo curioso

Y que no tiene que ver con el deporte. Es el de Rona, una cadena de bricolaje que aprovechó el espectacular de Apple para llamar la atención. El Marketing de Emboscada no es necesariamente un recurso para las grandes marcas. Pero sí un área de oportunidad para las pequeñas empresas. Aplicando una idea creativa ligada a su marca, pueden sacar todo el provecho y atraer los flashes sin mucha inversión.

Podría resumir que el principal objetivo que tiene el Marketing de Emboscada, es el de lograr desviar por completo la atención del público sobre las marcas oficiales o patrocinadoras para enfocarlo en las marcas no oficiales. Con creatividad y talento se logran muchas veces, mejores resultados que los que invirtieron en el evento.

¿Consideras que ésta es una práctica desleal? Dame tu opinión.

Hans Hatch
Hans Hatch
Fundador & CEO de @hatchmx_ @Soy_Marketing y @MyMuuk Publicista | MKT Digital | Social Media | Speaker | Columnista | #SproutAllStar | VP PR @ANPeMex